Sabías que más del 60% del cuerpo humano está formado por líquido? Este líquido hace que nuestras células se puedan alimentar de nutrientes y eliminen las sustancias que no son necesarias a través de este. Esta es la función principal del sistema linfático y que por tanto, configura una parte esencial en nuestro sistema inmunitario. Hoy en nuestro blog te explicamos qué es el drenaje linfático y sus beneficios.

Pero antes de adentrarnos en las características del drenaje linfático, vamos a conocer qué es.

drenaje linfático

¿Qué es el drenaje linfático?

Se trata de un tipo de masaje suave, lento, ligero y repetitivo que se aplica sobre el sistema circulatorio de nuestro cuerpo con el objetivo de estimular y facilitar el paso de la linfa por el sistema circulatorio.

La linfa es aquel líquido que circula por nuestro cuerpo y que se encarga de limpiar la sangre de todo tipo de impurezas, jugando pues, un papel fundamental y primordial en nuestro sistema inmunitario. Este tipo de masajes es considerado un tratamiento muy efectivo a la hora de eliminar líquidos y toxinas de nuestro cuerpo, y que a la vez nos ayuda a mejorar la circulación y reducir el estrés producido por el día a día.

Cómo se realiza el masaje?

El masaje comienza y termina con una respiración diafragmática profunda donde empezamos a tratar inicialmente los ganglios linfáticos con movimientos que van de proximal a distal para activarlos y empezar a drenar las áreas afectadas.

Los movimientos son lentos y rítmicos, aplicando una presión muy suave sobre estos, que intercalados con fases de reposo conseguimos que la piel vuelva a su posición normal.

La presión que se ejerce variará en función del tejido subyacente junto y con la propia activación del drenaje linfático.

Como rasgo característico, hay que decir que las áreas más fibrosas se tratarán con movimientos más profundos y más firmes.

¿Qué beneficios tiene el drenaje linfático?

Como hemos comentado, es una técnica que ayuda a la reabsorción de líquidos, además de tener una acción sedante ante cualquier dolor, y además, ayuda a reducir la inflamación de cualquier zona. A continuación, detallamos los principales beneficios que tiene el drenaje linfático:

  • Te ayuda a combatir la inflamación y la retención de líquidos.
  • Mejora de la celulitis
  • Te ayuda a recuperarte de cualquier lesión
  • Favorece la cicatrización
  • Ayudas a reducir cualquier hematoma
  • Mejoras la circulación sanguínea
  • Oxigenación de los tejidos y eliminación de líquidos.
  • Eliminas toxinas
  • Mejora la autoestima
  • Ayuda a prevenir todo tipo de adherencias en las cicatrices después de una cirugía plástica

Cómo activar el sistema linfático?

La mejor manera de activar nuestro sistema linfático y ayudar a eliminar todo tipo de líquidos de nuestro cuerpo es siguiendo las siguientes indicaciones:

  • Realiza ejercicio físico.
  • Respira profundamente un par de veces al día y durante 2 o 3 minutos.
  • Las duchas de agua fría de forma ascendente favorecerán a la circulación venosa y linfática.
  • Evita cualquier exceso alimentario.

 

Nuestros fisioterapeutas Anna Botet y Nilo Astor tienen la formación necesaria para desarrollar esta técnica y tratamiento y ayudarte con cualquier tipo de dolencia que puedas tener.

Pide ya tu cita o si quieres más información no dudes en contactar con nosotros!

Open chat